AQUI TUS PREGUNTAS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

martes, 8 de noviembre de 2011

13 Creo que Al tercer día resucitó de entre los muertos



¿Qué es esto de resucitar? Nunca alguien ha visto que una persona resucite cuando esta persona está clínicamente muerta. Siendo así, esto de la resurrección puede parecer una mentira y por lo tanto si la ciencia no lo ha aceptado se puede decir que es imposible.

Sobre ello quiero hablarte en esta catequesis, sobre la verdad que nosotros predicamos y sobre la fe que profesamos, esto de lo que voy a hablarte sobrepasa todo entendimiento y nos deja en ridículo ante la ciencia.

Pero veámoslo a la luz de las sagradas escrituras, y para ello te invito a que tomes tu biblia y disfrutarás lo que dicen en el evangelio según San Mateo en su capitulo 28 versículos del 1 al 10

Mat 28,1 Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro.2 Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella. 3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. 4 Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos. 5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. 6 No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor. 7 E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. 8 Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos,9 he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. 10 Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.

Antes de entrar en materia sobre la resurrección de Jesús veamos algunos aspectos que nos narra la sagrada escritura. Como bien sabes, las mujeres regresaron al sepulcro pasado el día de reposo. Hagamos un pequeño alto y veamos algo sobre el sepulcro, esto para que tu tengas una idea de los hechos y acontecimientos de ese entonces. El sepulcro es una construcción donde se deposita un cadáver. En este caso no estamos hablando de cualquier sepulcro, sino de un sepulcro santo, lo que hoy conocemos como SANTO SEPULCRO, y este lugar es referencia de la sepultura de Jesús entre los años 30 y 33 de nuestra era. Este lugar es uno de los lugares mejor datados históricamente sobre cualquier otro sitio religioso.

Este sitio es sumamente importante para los cristianos, ya que en este recinto se encuentra el Calvario, donde Jesucristo murió, el sepulcro lugar donde Jesús resucitó al tercer día y que esta documentado en los evangelios. Te digo, esta razón es más que suficiente para que el sepulcro sea el centro de la basílica actualmente.

Nuestra fuente de información es la sagrada escritura, es ahí donde dice que el lugar donde Jesús fue sepultado era una tumba habilitada, y que no había sido utilizada, cuyo propietario era José de Arimatea que por cierto era judío y además de buena posición económica. Las tumbas de ese entonces eran diferentes a las que conocemos hoy en día, era un hueco labrado en la montaña y se tapaba con una gran piedra, la cual podía ser como una rueda o bien un rectángulo, para que rodara o se deslizara según el caso.

María Magdalena, María madre de Santiago el Menor y Salomé llegaron hasta el sepulcro con un único fin, ungir el cuerpo de Jesús con hierbas aromáticas, te explico, recuerda que los judíos no practicaban el embalsamiento, pero si preparaban a los muertos con perfumes, ungüentos y óleos aromáticos, envolviéndolos luego con lienzos blancos, antes de ser depositados en sus tumbas. Cuando Jesús muere, estaba por iniciar el día de reposo y esto de una u otra manera hizo que José de Arimatea y Nicodemo prepararan el cuerpo a la ligera, es decir con prisa. También en ese tiempo era a las mujeres a las que les competía el preparar los cadáveres y es por ello que ellas se dirigen al sepulcro para terminar la obra empezada por los varones piadosos.

Volviendo a lo del sepulcro, los trabajos arqueológicos confirman lo dicho por los evangelios con respecto de que la tumba estaría situada en un jardín próximo a la roca o montaña donde fue la crucifixión. Cabe resaltar que la tumba donde fue enterrado Jesús estaba fuera de la ciudad porque las normas judías prohibían los enterramientos dentro de la ciudad, exceptuando a los reyes.

El Gólgota y la tumba están a pocos metros de distancia entre si y entre ellos se encuentra la Piedra de la Deposición. La tumba era una cantera y esto se deduce por la riqueza lítica y la red de cavernas, en la actualidad se puede observar lo dicho y este era un sitio ideal para la construcción de tumbas, actividad normal en ese entonces entre ciertas personas de buena posición social.

He tratado de darte una panorámica del sepulcro de Jesús y el porque las mujeres iban ese día al sepulcro, en otra ocasión te hablaré sobre la historia del Santo Sepulcro en sí hasta el día de hoy, baste con que mencione que el Emperador Constantino mandó a construir la Basílica del Santo Sepulcro en el lugar prescrito por la tradición.

El cuerpo de Jesús resucitado bien podría atravesar la piedra que tapaba la entrada, pero sucedió de la siguiente manera, un ángel del Señor descendió del cielo y removió la tierra, sentándose sobre ella, está acción se manifestó con el movimiento de la tierra, la escritura lo describe como un terremoto. Como bien se sabe, los ángeles de Dios están para servir a Jesús, así lo describe la escritura y así se manifiesta con el hecho de remover la piedra.

Entender este misterio de la resurrección de Jesús está vedado para los que todo lo pasan por la razón, por la lógica, pero para los que creen, es entendible sin más que agregar. La base de esta fe en las cosas de Dios, descansa en lo escrito en la biblia, y todo aquel que acepta que esta es palabra de Dios, está aceptando por fe, lo escrito y acepta como verdades los hechos ahí escritos.

Claro esta que el evangelista no es testigo directo de este acontecimiento, sino que lo escribe en base a testimonios de los presentes en ese momento, el ángel según el relato era como un relámpago, es decir, despedía una gran luz hasta cierto punto enceguecedora y lo que parecía ser su vestido, era blanco como la nieve, esta comparación da una idea de la pureza en dicho ser, ser celestial enviado indudablemente por Dios. Tan perfecto es este ser, que es imposible al ojo humano poder visualizarlo en toda su dimensión, sucedió lo mismo que sucedió en el momento de la transfiguración de Jesús. Esto da la idea de cómo será el cuerpo resucitado en un futuro.

Al momento de la transfiguración de Jesús los apóstoles que le acompañaban se asombraron ante tal evento, sus ojos no pudieron ver la magnitud del fenómeno y tuvieron que cubrirse la cara. Ellos no tuvieron miedo, pero si se asombraron, caso contrario sucedió con los guardias al momento en que se presentó el ángel, tuvieron miedo, temblaron del miedo y ante tal evento cayeron al piso como si estuvieran muertos.

Estos guardias fueron testigos reales de la resurrección de Jesús, fueron testigos de la llegada del ángel, estuvieron presentes ante un fenómeno inexplicable a toda lógica humana y a la ciencia, a la razón, en cambio, los apóstoles, cuando sucedió un fenómeno similar ya descrito, no tuvieron miedo, comprendieron la magnitud de tal fenómeno, la razón dio cabida a la fe.

Los guardias, no se sabe, si después de haber visto la resurrección de Jesús se convirtieron al cristianismo no se sabe, como tampoco se sabe que fue de ellos, pero creo en lo personal, que en algo cambio sus vidas, así como creo en la resurrección de Jesús que con este acontecimiento ha cambiado la vida de muchos.

No cabe duda, el ángel permaneció custodiando la entrada al sepulcro, donde había estado sepultado el cuerpo de Jesús. Este ángel fiel siervo del Señor, le dice a las mujeres, las cuales estaban angustiadas ante la posibilidad de que el cuerpo de Jesús haya sido retirado y llevado a sabe que parte, no teman, yo se que buscan a Jesús el que fue crucificado. Llama la atención el hecho que diga, fue el crucificado, esto lo dijo indudablemente para afirmar lo que las mujeres buscaban y a quien buscaban era a Jesús.

Sobre la crucifixión de Jesús ya te hablado lo suficiente en anteriores catequesis, es por lo que en esta ocasión no profundizo sobre el tema, solo agrego, que ante el temor, la angustia, el miedo no hay que temer, si en ello se busca a Jesús, el mismo que dijo, ven a mi que yo aliviaré vuestras cargas.

El ángel no las deja únicamente con el consuelo de palabra, sino que las invita a que vean el lugar, es decir, el sepulcro vacío, y les dice no está aquí, pues ha resucitado.

Hago un alto y trataré de dar una breve explicación sobre los tipos de resurrección, hay una temporal, se podría decir que es como la resucitación clínica, donde se cree que el individuo ha muerto y hay que aplicarle técnicas de resucitación, como por ejemplo choques eléctricos a la zona del corazón, respiración de boca a boca en el caso de los ahogados, masaje cardiológico etc. Aquí debes de entender como que aún no estas en presencia de un cadáver. Este tipo de resucitación es porque aún hay posibilidades de realizarla, porque el cerebro aún no ha muerto. Se ha dado el caso de resucitaciones temporales, es decir, no eternas, donde el resucitado volverá irremediablemente a morir, ejemplos los encuentras en la historia de la humanidad y en la biblia, veamos algunos bíblicos:

Elías resucitó al hijo de la viuda de Sarepta, lo resucitó a los pocos momentos de la muerte del hijo.

Elías resucitó al hijo de la Sunamita, la resurrección se dio casi de inmediato a pocas horas del deceso.

Jesús resucitó a tres personas, la hija de Jairo, el hijo de la viuda de Naín y a Lázaro, en estos casos las personas ya tenían tiempo de estar muertas, es decir, clínicamente estaban muertos, eran cadáveres y más en el caso de Lázaro quien llevaba ya 3 días. Es en estos hechos donde se muestra el poder de Dios en toda su plenitud, pero, estas personas no resucitaron a la vida eterna, era una resurrección temporal, te digo, era para que la gloria de Dios se manifestara, aún no era el tiempo de la resurrección eterna.

Pablo resucitó a Eutico y a Dorcas, con esto se demuestra la acción del espíritu santo, si has notado, en Elías se nota el poder de Dios, en Jesús el poder de Él mismo, en Pablo el poder del Espíritu Santo, es decir, las tres personas de acuerdo a la época, nuestra época es la movida por la acción del Espíritu Santo, pero, recalco, son resucitaciones temporales, porque los espíritus de los resucitados tendrán que rendir cuentas al final de los tiempos.

Ciertamente cada acto de resurrección tenía un fin, el que se crea en Dios, el que se honre a Dios, el que se manifieste el poder de Jesús como hijo de Dios, pero la otra resurrección, la verdadera, es la de Cristo. Esta es la victoria sobre el pecado, el diablo y la muerte segunda, toma en cuenta que la primera muerte es cuando muere el cuerpo, la segunda espero que a ti no te tome.

Cristo padeció la muerte que correspondía a la humanidad, con la cual paga el pecado, pero Cristo ha vencido, recuerda que Él dijo, yo soy la resurrección y la vida, recuerda que el dijo que aunque estés muerto vivirás y Cristo con su poder resucitó, vino a mostrarle a la humanidad que hay una esperanza de vida eterna, que se vive para siempre y que la vida venidera será muy diferente.

El ha resucitado, y si no lo creyésemos vana sería nuestra fe.

El ángel no les dice guárdense el secreto, todo lo contrario, insta a las mujeres a que vayan y anuncien que Jesús ha resucitado y que el mismo Jesús ya va en camino a Galilea.

En lo personal creo que la alegría esta en el anuncio de un Cristo resucitado, que ha vencido a la muerte, que no ha resucitado temporalmente, sino que vive para siempre. ¿Quién ha resucitado así?... te digo, nadie lo ha hecho, ¿Quién se manifestó después de resucitar a los suyos?, te digo, ninguno lo ha hecho. Es por ello que la fe de las mujeres se hace fuerte, se hace alegría, ya no hay dolor, angustia, ni zozobra, y van presurosas a buscar a los suyos para anunciar esta buena nueva. Esto lo entendió muy bien San Pablo y los 12 y es por ello que no dejaron de anunciar a un Cristo vivo, por ello la Iglesia universal dice con alegría ¡CRISTO A RESUCITADO! ¡VERDADERAMENTE HA RESUCITADO! ¡ALELUYA!, en ello descansa la fe de todos los creyentes, así como sucedió con los 12 y con la larga lista de creyentes hasta la fecha.

Las mujeres no se quedaron, se fueron corriendo a dar la noticia. La naturaleza del ser humano es así, en cuanto sabe de una buena noticia, no duda en transmitirla lo antes posible a los demás. Esto llama la atención porque la mujer de ese entonces no tenía muchas libertades, es más, su voz casi no era escuchada, pero aquí vemos lo importante que es la voz de la mujer, sobre todo si se trata de mujeres que llevan el mensaje de Dios a los demás, y el concilio vaticano II, abrió las puertas por así decirlo a la labor predicadora de la mujer, si te pones a analizar el contexto del texto leído, encontrarás que eran mujeres que prácticamente predicaron una buena nueva, a los discípulos que estaban temerosos.

Su líder había sido asesinado con el tormento de la cruz, sabían muy bien que ellos serían perseguidos y llevados a la muerte, estaban lejos muy lejos de saber la buena nueva que las mujeres ya sabían, a pesar de que Jesús en varias ocasiones les había vaticinado sobre su propia resurrección.

Cuando la mujer Samaritana sostuvo platica con Jesús, ella salió corriendo a anunciar lo que había descubierto, en este caso, las mujeres habían descubierto que el cuerpo ya no estaba en la tumba, que el ángel les había dicho que Jesús había resucitado. No tienes idea de la alegría que estas mujeres experimentaron, pero si puedes tener idea la prisa con que fueron a anunciarle a los demás los acontecimientos vividos.

Si estas mujeres iban por el camino entusiasmadas y ansiosas de dar la noticia, imagínate lo que sucedió cuando Jesús les salió al encuentro, saludándolas con la palabra ¡salve! Pienso, que, se quedaron estupefactas y luego de pasado el momento de shock ante tal acontecimiento se acercaron, se postraron a sus pies y le adoraron.

Ellas tuvieron el privilegio de ser las primeras en verle, de acercarse a Jesús resucitado, de postrarse ante Jesús y de adorarlo, siendo las primeras quizás en entender el misterio de la resurrección, de ver al Señor Jesús como el Señor, porque solo siendo así podrían adorarle, ya San Pedro lo había reconocido como tal por influencia del Espíritu Santo, pero en el caso de las mujeres lo que actuó fue la voluntad de ellas ante tal evento, tener a Jesús vivo, nuevamente en persona, frente a ellas.

Ellas no iban a buscarle, ellas iban a transmitir un mensaje, ellas no pensaban en encontrarse con el Señor, fue Jesús quien les salió al encuentro. Esto espiritualmente hablando tiene gran trascendencia en la historia de la humanidad, recuerda que Dios fue quien buscó al hombre representado en Abraham, ahora es Jesús quien busca a la humanidad, la humanidad parece ser que no quiere buscar a Dios por medio de su hijo Jesús el Cristo resucitado. También te digo, estas mujeres pueden representar a la Eva, la nueva, aunque la Iglesia universal reconoce como la nueva Eva a María, pero independientemente de… estas mujeres parecen representar el perdón a la mujer y ellas simplemente le adoran sin preguntas.

No olvides que Jesús les dijo que no sintieran temor, al contrario, vallan con alegría y den las buenas nuevas a mis hermanos, nota que Jesús ya no les llama discípulos, les llama hermanos, ahora ellos son de otra condición, y son hermanos en la fe y ellos tienen que ir a Galilea, es ahí donde le verán.

Hasta aquí llega el relato del evangelio que he escogido para impartir esta catequesis, catequesis que debe llevarte a reflexionar sobre la resurrección de Jesús, en esta resurrección descansa la fe de millones de cristianos alrededor del mundo, así como motivó a los creyentes de esa época a difundir la buena nueva, que indica que así como Dios es un Dios de vivos y no de muertos, así Jesús está vivo y no está muerto. Los evangelios dan testimonio fiel y verdadero de esta verdad que anunciaron las mujeres a los que esperaban afligidos y llenos de miedo, a los que se habían escondido en sus razonamientos en base a la lógica, y la lógica dice, a Jesús lo mataron en la cruz, lo han enterrado, está sepultado, ellos en su lógica humana pudieron pensar, nosotros fuimos testigos de ello, Juan fue testigo y las mujeres que le acompañaban incluyendo a su Madre, esa es la verdad, no hay otra, Jesús está muerto, pero olvidaban las palabras de Jesús, cuando les dijo que había de resucitar, la profecía se cumplió y ahora van las mujeres alegres a dar la noticia.

La iglesia universal celebra la semana santa todos los años, para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús. De hecho es una tradición arraigada desde hace cientos de años, aunque bíblicamente se puede decir que la celebración se centra en la celebración eucarística, Jesús no dijo rememoren mi pasión, o mi resurrección.

Ciertamente en muchos lugares se celebra con diversas actividades litúrgicas la semana santa, unas sacadas de la manga, otras bíblicamente, lo cierto es que, para muchos la semana santa termina precisamente el viernes santo. Siendo el domingo un día de descanso en la playa, o bien siendo el sábado un día de fiesta mundana.

En muchos templos se ve gente celebrando servicios litúrgicos y el domingo que es el día que se celebra la resurrección los templos están vacíos. Como vacío esta su corazón, porque de nada sirve ser asiduo de celebraciones por tradición o religiosidades si tienen el corazón vacío. Se contentan con aparecer en público, con cargar procesiones, con hacer caminatas, pero el día de gozo están en las playas, o bien se levantan hasta bien entrada la mañana, y muchos, la gran mayoría no se acerca a los templos, porque dicen que han tenido una semana de entrega al Señor.

No se acercan a los templos a celebrar el día más glorioso de toda la semana santa. Unos vendrán en carretera después de haber disfrutado de una buena borrachera, una noche de juerga y sexo, otros irán en carretera para descansar en una playa o lugar de recreo, otros simplemente se echarán a ver la televisión.

No se preocuparán por santificar el día del Señor.

El texto leído habla sobre un gran terremoto, esto debido a la acción del ángel del Señor, te digo, también la vida de muchos es un terremoto debido a la acción del ángel del mal, debido a sus propias malas acciones, una persona que comete adulterio provoca un gran terremoto en la pareja, en los hijos, en la familia, se hieren sentimientos, se pierde la confianza, se lástima la dignidad del cónyuge.

La persona que comete acciones ilícitas, reñidas con la ley civil, provoca un gran terremoto en la sociedad, dolor en los padres, hijos o familiares, mancha la reputación propia y de la familia, así como el honor.

Unos terminan en la cárcel, otros enfermos, otros inválidos, otros en una tumba del cementerio y algunos cuantos, jamás serán encontrados sus cuerpos, el terremoto emocional es tan fuerte que destruye creencias en Dios, destruye valores morales, destruye dignidades, destruye hogares.

El texto bíblico nos presenta cosas positivas, pero el mundo en que nos movemos también presenta cosas negativas, así como las mujeres iban a un sepulcro a preparar un cuerpo, así muchos van a los sepulcros a llorar a sus seres queridos, que han sido victimas de la violencia, de venganzas, de envidias, de egoísmos y los han asesinado.

Otros han muerto por su mala conducta, sida, cáncer, accidentes de tránsito o como sea, muchos de los que yacen en sus tumbas han sido personas que han lastimado a una o varias, quizás hay asesinos en serie, traficantes, ladrones, quizás muchos dejaron su vida en una calle obscura, en un callejón, indujeron a otros a delinquir a prostituirse a consumir drogas que se yo.

El final no es ahí en ese sepulcro donde quedó un cuerpo que se pudre, que lo están consumiendo los gusanos, es el principio de lo que les espera. Quizás los que descansan ahí provocaron terremotos en la vida de muchos y ahora te digo, esperan, la venida de Jesús para su propia resurrección.

Hoy te digo, permite que el ángel del Señor remueva la piedra que hay en tu corazón.

Muchos incrédulos, escépticos, materialistas, ateos, esperan ver a un ángel, con alas, con aureolas, como si fueran relámpagos y vestidos de blanco, muchos creyentes esperan lo mismo, pero la ceguera de su corazón les impide ver los ángeles que el Señor mismo a puesto en su camino.

Otros hasta se han inventado estudios sobre los ángeles, angelología le llaman, le atribuyen poderes sobrenaturales manejables a sabor y antojo, que pueden ser invocados y llamados a criterio propio, hay novenas, hay veladores, velas y candelas especiales para estos ángeles, sin saber estos charlatanes que los estudian, que los ángeles están al servicio de Dios y que es Él únicamente quien los envía en su momento.

No te dejes engañar y sorprender por gente charlatana, los ángeles ciertamente existen y son seres espirituales, no vistos por ojo humano, salvo excepciones que han tenido que tomar forma humana, o bien el humano mismo en su momento es un ángel. Por ejemplo el ángel de la guarda tu acompañante es un ser espiritual, pero no le puedes ver y el no habla contigo, pero el ángel terrenal es cualquier persona que te auxilia en el momento oportuno.

Por ejemplo, Juan el Bautista, era un ángel que iba por delante del Señor para abrir camino, porque ángel significa mensajero y en su momento de acuerdo a la voluntad de Dios están pronto a auxiliarte, quizás te ha sucedido, que alguna persona te ha ayudado en el momento más inesperado, ese fue un ángel enviado por Dios, no esperes ver ángeles sobrenaturales, más bien considera a tu mejor amig@ un ángel, a tu mamá o papá un ángel de la guarda. Te digo, en el transcurrir de tu vida ha habido muchos ángeles que te han servido, y habrán muchos más no lo dudes, salvo un extraordinario suceso verás un ángel, pero no te lo garantizo.

Porque los que han visto ángeles en su real estado, han tenido que postrarse a tierra, sus ojos no han podido observarlos tal como son, es por ello que ellos toman forma humana para mitigar su aparición ante los humanos, y si lees la biblia, te darás cuenta que la mayoría de las veces se han aparecido en forma humana, esto para no escandalizar al humano, recuerda que la aparición de un ángel siempre tiene un propósito en la historia de la salvación de cada ser humano, traen un mensaje, salvan de un peligro, aconsejan y orientan sobre lo que hay que hacer.

Ten cuidado sobre el pensamiento que tengas sobre los ángeles, no se les puede utilizar como dioses, o como amuletos o genios de la lámpara maravillosa, son mensajeros de Dios. Si tú eres un predicador, haces el bien, actúas conforme a los preceptos de Dios, te digo, ya eres un ángel terrenal y Dios en su momento te ha de utilizar. Quizás alguna vez auxiliaste a alguien por el camino, quizás alguna vez salvaste a alguien de un momento duro en su vida, quizás le diste un medicamento a alguien, tu sin saberlo, fuiste un ángel que Dios envió, no lo dudes, y así como ayer tu fuiste un ángel, hoy muchas personas serán para ti ángeles, vuelvo a repetir, salvo un evento extraordinario tendrás un contacto con un ángel celestial.

Recuerda los ángeles que se le aparecieron a Lot, Abraham, la Virgen María, San José etc. Cada uno en figura diferente y manera diferente.

Si a ti se te apareciera un ángel te asustarías y te dejaría marcad@ para toda la vida en tu psiquis, también la gente te tomaría por loc@. El miedo te embargaría, tus ojos no podrían soportar su brillo y te aseguro que quedarías tan estupefact@ que quedarías como muert@.

Te recuerdo algo muy importante, ojos humanos no pueden percibir cosas espirituales, son de condiciones muy diferentes, es por ello que los ángeles se materializan, su cuerpo es espiritual pero tienen la capacidad de tomar forma humana, Jesús cuando resucitó, tomó forma humana para que los suyos lo pudieran ver, cuando atravesó la puerta para presentarse a los suyos, era porque lo hizo en espíritu. Ángeles celestiales te digo, desde el tiempo de San Pablo, ya no se han visto. Ángeles terrenales, Dios manda todo el tiempo, en su momento. Por ello te digo, no te dejes sorprender por charlatanes que pretenden saberlo todo en base a la angelología, ciencia te digo, que le falta mucho y que cae en el terreno de la superstición.

Sirva de ejemplo lo detallado en el texto que leímos y como los guardias temblaron y quedaron como muertos. Agrego, tu eres un ángel del Señor cuando profetizas, muchos corazones tiemblan al escuchar la palabra que predicas, y caen muertos ante la verdad del pecado que se les presenta, pero, resucitan a una nueva vida en le Señor, estos son los que llamamos convertidos. San Pablo, tembló, cayó como muerto de su caballo y esto solo con la acción del Señor, ciertamente no murió, resucitó a una nueva vida y ya sabes todo su recorrido en pro de la evangelización, y tú, como predicador has visto sin duda cosas similares.

Muchos se han quedado con un Jesús crucificado, un Jesús sufriente y agónico en la cruz, un Jesús muerto. Quizás lo hacen porque se identifican con el sufrimiento, el mismo sufrimiento que ellos están pasando en sus vidas. Jesús ciertamente fue crucificado, pero lo fue, es tiempo pasado. Hoy tú tienes que alejarte de la empatía que sientes por una imagen similar a Jesús crucificado. El fue crucificado pero ya no lo está.

Tu que ya naciste de nuevo, que tuviste tu encuentro personal con el Señor, sabes muy bien que no es necesario el que tengas empatía con un crucificado, la razón, te la digo, tu ya no sufres porque el Señor está contigo, es cuestión de creerlo.

No debes de temer ante los problemas, no busques un Jesús crucificado, busca un Jesús vivo, porque así lo dijo el mismo Jesús, Dios no es un Dios de muertos, es un Dios de vivos y mencionó a Abraham, Moisés como dando a entender que ellos están vivos.

Tu estás viv@, es por ello que tienes la certeza de que Jesús te escucha, te auxilia y el prometió estar contigo hasta el fin del mundo, más claro no se puede decir.

Si eres de los que acostumbran a postrarse ante una imagen de un crucificado, no lo hagas, al fin y al cabo es una imagen, tampoco te inventes aquello de que es por veneración porque el significado de esta palabra es: tener gran respecto a la persona por sus virtudes y cualidades, y la imagen en sí no las tiene, más bien respeta a la persona en memoria, te recuerdo que las imágenes están en los templos para recordarnos algo, un pasaje, un evento. A la Virgen María la veneramos, pero no debemos venerar a las imágenes. Están hechas por mano de hombre, salvo que tú encuentres alguna que no haya sido hecha por manos de hombre, ciertamente en el templo de Salomón había imágenes y la misma arca de la alianza las tenía, pero no eran objeto de veneración y muchos menos de cultos.

Queda claro, entonces que Jesús fue crucificado, pero ya no lo está.

La palabra de Dios es clara cuando dice no esta aquí. Es el mismo testimonio que dan aquellos que se han convertido, que han dejado su vida pasada atrás, ya no están ahí, la tumba de la droga, de la haraganería, de los vicios, del adulterio, de los asesinatos, de la prostitución están vacías, porque los que han resucitado en el Señor ya no yacen en las tumbas.

En la Iglesia basta con escuchar los testimonios de vida de tod@s aquell@s que se han vuelto al Señor, cuentan en que tumba estaban, cuentan como han dejado la tumba y aquellos que los han ido a buscar para venderles droga les dicen, no esta aquí, aquellos que buscan a la prostituta les dicen, no esta aquí, y cuando preguntan ¿donde esta? La respuesta es simple, está en la iglesia, dando testimonio de una nueva vida, porque ha resucitado en el Señor.

Testimonios hay muy fuertes en la Iglesia, y cada testimonio deja una enseñanza y un ejemplo del poder del Hijo de Dios Resucitado de entre los muertos, se cumple lo que dijo, yo he venido para dar vida, vida en abundancia. Quizás tu que lees esta catequesis seas un resucitad@, o bien, estas todavía en la tumba o bien eres de los que preguntas ¿donde esta? Yo te digo, si eres un miembro de la Iglesia, Dios te bendiga, si aún estas en la tumba, pide al Señor que te saque de ahí, si eres de los que buscas yo te digo, ve a la iglesia y ahí encontraras no solo al Señor sino que a muchos testigos de Dios, que han dejado el hombre y mujer vieja, que han dejado la tumba vacía.

El que ha resucitado, el que ha visto la tumba vacía tiene una misión por demás importante, ir y decir a todos que Jesús ha resucitado, que no está entre los muertos, que Jesús ha ido por delante a la casa del Padre, a preparar la morada final para cada quien.

En lo personal admiro y felicito a aquellos hombres y mujeres que dan su tiempo sin queja, para llevar un mensaje de esperanza, porque con el mensaje que transmiten te digo resucitan a muchos que estaban muertos, hacen que salgan de su tumba muchos que la sociedad daba por muertos, que la sociedad tenía como apestados, pero estos que han visto la tumba vacía van y anuncian al Hijo de Dios.

Predicadores hay muchos, los hay famosos y otros no, cada nación tendrá el suyo propio menciono algunos que en mí han dejado huella, Juan Pablo II, P. Hugo Estrada, P. Jordi, Fray Nelson Medina, Salvador Gómez, el Padre que dirige Hombre Nuevo, quizás tu los has escuchado, pero hay otros que trabajan para sus parroquias y dan las catequesis en los retiros, digo, Dios les bendiga y desde ya les aseguro que han amontonado riquezas en el cielo.

Mujeres que se han entregado a la evangelización también hay muchas, que van con alegría a anunciar al Señor a todos y todas, anuncian que al encontrarse con el Señor le verán, porque a Jesús le puedes ver en el prójimo, en el necesitado, en el desvalido, en el desprotegido, en el migrante, en el que llora, en el que sufre, en fin, Jesús tiene muchas maneras de manifestarse, está en aquellos que están en sintonía con el Espíritu para poder percibirle.

Te digo, Jesús va delante de ti, de nosotros, y todos los que predican simplemente nos dicen, vayan tras Él.

Las mujeres del texto que hemos leído hicieron lo que todo cristian@ debe de hacer, postrarse a los pies de Jesús y adorarlo. Porque cuando tú vas en busca del Señor, te digo, Él te sale al encuentro, no se esconde, ni se hace inalcanzable, esta presto a salir a tu encuentro, siempre y cuando te pongas en camino.

La manera más sencilla de ponerse en camino es abrir el corazón, dejar que el Señor pueda entrar y caminar en tu vida, esto asistiendo a un retiro, ser asiduo oyente en la misa, escuchar predicas ya sea radiales o pre grabadas, ver programas de televisión cristianos, navegar en internet y buscar contenido catequético etc. Hay diversas formas y maneras de ponerse en camino, otra es leer la biblia.

Te digo esto, porque yo experimenté el gozo y salí corriendo después de mi retiro a ponerme a las órdenes del sacerdote y de los hermanos de la pastoral de evangelización, porque deje la tumba en que me encontraba, el Señor salió a mi encuentro en el retiro de sanación, me perdonó y me levanto de entre los muertos, por ello decidí predicar, pero antes me preparé leyendo libros, el catecismo de la iglesia, asistiendo a las catequesis que impartía la parroquia, me inscribí en el curso para predicadores del ministerio trigo, escuché emisoras católicas, me involucré en la pastoral de evangelización y el Señor me permitió predicar.

Porque yo creo firmemente en la resurrección de Jesús, y es por ello que escribo lo que escribo, es por ello que subo las predicas y catequesis a IVOOX.COM en fin, no he dejado de predicar en lo que creo, y así he visto a muchos herman@s hacerlo, Si tu eres uno de ellos Dios te bendiga. Si no lo eres, inicia tu camino y te digo, con leer estas catequesis y ejercitarte, estas empezando el camino y sé que el Señor se te presentará porque el te saldrá al encuentro en el momento en que menos te lo esperes.

El que está con Jesús, el que cree que ha resucitado de entre los muertos tiene una gran cualidad, NO TEME. No teme a la muerte física, no teme a los inconvenientes, a los problemas, al diablo, a los enemigos, porque sabe muy bien que Jesús está con el, porque Jesús lo dijo, ESTARE CON VOSOTROS HASTA EL FIN DEL MUNDO.

El predicador no teme denunciar, lanza su mensaje a los incrédulos, a los ateos, a los que están en contra de la iglesia, en contra de la vida, a los que hacen la guerra, que están a favor del aborto, de la eutanasia, el predicador hace su trabajo, ir a dar las buenas nuevas a todos, en el mundo en que se mueve, invita a que vayan al encuentro del Señor, a que vayan a la iglesia, porque allí verán a Jesús.

Te digo, el que cree en la resurrección de Jesús, no cesa de predicar, no cesa de trabajar, y hoy en día que el mundo está tecnológicamente muy avanzado, la gente se ha vuelto más reacia a no creer en lo que no ve, en lo que no puede tocar y es por ello que se aferra a la tecnología, hoy a la gente le preocupa el dinero, el trabajo, el estudio, la forma de ganar dinero fácil, porque el dinero poco a poco se ha convertido en el dios de todos. Hoy la gente pide pruebas de la existencia de Dios, pide pruebas de la resurrección de Jesús y deja a un lado la fe.

En este campo difícil, la voz del predicador se hace escuchar, la voz de las mujeres se hace escuchar, la voz de la iglesia se hace escuchar. Y lo que lanzan a viva voz es la buena nueva, la buena nueva de la esperanza, de la fe y mientras que el Señor permita que sus ángeles prediquen, te digo, habrá esperanza y habrá fe. Y sé que algún día todos absolutamente todos, veremos a Jesús.

Jesús le dijo a las mujeres no temáis, id y da la nueva noticia a los hermanos, que vayan a Galilea y allí le verán, es lo mismo hoy en día, vayamos todos juntos a la Galilea espiritual, la iglesia y te digo, allí le veremos y de allí saldremos todos juntos en caravana a esperar la venida del que vive y está sentado junto al Padre.

Los hijos de Dios, vemos cosas positivas donde otros las ven negativas, sabemos muy bien que el mundo se ha vuelto positivo con respecto a los avances científicos, pero negativo con respecto a las cosas de Dios, sabemos que hoy muchos se han hundido en la negatividad de su vida, en sus problemas, en sus miserias, pero los creyentes sabemos sacer lo positivo de lo negativo. Y para ilustrar lo siguiente te digo, en el siguiente ejemplo lo positivo de los hijos de Dios y lo negativo de los que no están con Dios.

Cristian@ versus el mundo

El mundo es: siempre una parte del problema

El cristian@, es siempre una parte de la solución

El mundo es, siempre una parte de la excusa.

El cristian@, siempre tiene un proyecto.

El mundo dice, ese no es mi trabajo

El cristian@ dice, permítemelo hacerlo por ti.

El mundo ve un problema, en cada respuesta.

El cristian@ ve una solución, en cada problema

El mundo ve siempre oscuridad, en medio de la luz

El cristian@ ve, siempre luz en medio de la oscuridad.

El mundo dice, puede ser posible pero es difícil.

El Cristian@ dice, puede ser muy difícil pero es posible.

El mundo dice, acepta tu destino.

El cristian@ dice, construye tu destino.

El mundo, complica lo posible.

El cristian@, simplifica lo complejo.

El mundo, se concentra en no fracasar.

El cristian@ se concentra en ganar.

El mundo, nunca gana.

El cristian@, nunca pierde.

Y si Dios está con el cristian@, por qué ser como el mundo?

Lo anterior te demuestra que el cristian@ es un ser positivo por excelencia, tal como dijo San Pablo TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE. Es por ello que un cristian@ no es mediocre, porque tiene consigo el Espíritu Santo que viene de lo alto. Los apóstoles antes de recibir el bautizo del espíritu, eran mediocres, eran negativos, eran como eran los del mundo. Pero las mujeres llevaban una esperanza, una buena nueva, la resurrección del hijo de Dios, he ahí la gran diferencia.

Es por ello que la Iglesia cree en la resurrección de Jesús, y en el numeral 366 del catecismo dice: La iglesia enseña que cada alma espiritual es directamente creada por Dios – no es producida por los padres- , y que es inmortal. No perece cuando se separa del cuerpo en la muerte, y se unirá de nuevo al cuerpo en la resurrección final.

Ponle atención al hecho de que no perece, es inmortal, por ello Jesús dijo en la cruz, PADRE EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU, no dijo mi cuerpo, porque el sabía muy bien que lo recuperaría no así el espíritu si lo perdía, por ello tu tienes que preocuparte por tu vida eterna, por tu espíritu, y es en espíritu que Jesús resucitó.

Así que llegando al final de la esta catequesis solo te puedo decir lo siguiente, la fe juega un papel importante, porque la fe es la que te conduce a Dios, a creer, y creyendo en la resurrección de Jesús estarás teniendo un soporte en tu vida, si no pregúntale a los millones de creyentes alrededor del mundo, en los que por fe, aman al prójimo, y se entregan a Jesús y lo reconocen como su Señor y es por ello que lo adoran.

Que el pensamiento negativo del mundo no te desanime, todo lo contrario, recuerda que Jesús dice, tus eres la luz y la sal de este mundo.

Así que da un paso adelante hacia la fe, y cree simplemente en que Jesús verdaderamente resucitó, ¡aleluya! Si no vana sería mi fe y la de millones de Cristian@s.

Ora y pídele al Señor que aumente tu fe. ¡amen!

Luis Mayorga

www.ministerioisaias@gmail.com

Próxima catequesis Subió a los cielos, y esta sentado a la derecha del Padre Todopoderoso.